Golpe de calor en mascotas (II)

Como os comentamos en nuestra anterior publicación, hoy, desde Clínica Veterinaria El Cabo, os hablamos de los síntomas de los golpes de calor para que sepáis cómo se ha de actuar en caso de que los notéis en vuestras mascotas.

Si observamos que el animal respira con dificultad y se niega a andar, tendremos que intentar bajarle la temperatura lo antes posible. Para ello, buscaremos una sombra, le daremos agua si puede beber, y empezaremos a refrescarle poco a poco, nunca de golpe, hasta que veamos que se estabiliza y vuelve a tener una respiración normal.

No obstante, si vemos que los síntomas o la situación son más graves, también podemos empapar una camiseta en agua y usarla como si se tratas de un paño húmedo; habrá que aplicarlo tanto en el cuello como en la cabeza y, por supuesto, llevarlo de inmediato a un veterinario.

Este tipo de situaciones pueden obviarse siguiendo las recomendaciones dadas previamente, pero no está de más recordar que otra forma para aliviarles el calor son los cortes de pelo y evitar así los golpes. Es importante dejar unos 2-3 centímetros aproximados de longitud ya que el pelo también protege del calor y de las quemaduras solares. También hay que tener en cuenta que los perros no transpiran igual que nosotros, sino que lo hacen sólo a través de la boca, lo que dificulta la autorregulación de temperatura, razón por la que, con determinadas, razas, como los boxer, carlinos, o bulldogs, son mucho más propensos al golpe de calor que los humanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*