Gatos y la caja de arena

Cuando tenemos un gato en casa, siempre queremos que haga sus necesidades dentro de su caja de arena, pero a veces nos cuesta enseñarles para que se acostumbren a ello. Hoy, desde Clínica Veterinaria El Cabo, os damos algunos consejos para conseguirlo. 

Primero tendremos que tener claro dónde vamos a colocar la caja. Debe ser en un lugar en el que el gato pueda tener una visión completa de la estancia y no pegado a la pared. También tendrá que ser una zona cómoda, protegida, sin corrientes de aire y, a ser posible, tranquila y apartada.

La caja, por su parte, os recomendamos que mida 1,5 veces el tamaño del animal, y la arena habrá que tener cuidado porque hay mascotas que rechazan la perfumada, por lo que algunas veces es preferible optar directamente por la normal. Respecto a la cantidad, que sea de una altura de 4 centímetros aproximadamente.

Para que nuestro gato la use, nuestra recomendación es que se le acostumbre desde pequeño, situándolo en la caja al despertarse y después de la comida. Luego, le cogeremos con suavidad la pata y escarbaremos con ella en la arena. Si lo hace, debemos darle un premio, por ejemplo, una galleta para gatos.

Por otro lado, si es adulto y de repente empieza a hacerlo fuera de la caja, puede padecer una enfermedad, como una dolencia renal. En este caso, deberemos acudir al veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*