Gatos: trastornos compulsivos

Hoy, desde Clínica Veterinaria El cabo queremos centrarnos en un tema del que no se habla demasiado pero que es importante para todos aquellos que tengan gatos en casa: sus comportamientos compulsivos.

Con ellos, y aunque no sea la intención, nuestro gato se puede producir a sí mismo una dermatitis por lamerse de forma más que continuada. Por lo general, los gatos son bastante limpios y no es raro que los veamos haciendo esto a menudo, pero la cuestión es que en exceso puede ser malo. Cuando esto ocurre puede ser porque el animal tenga ansiedad por separación.

Otro tipo de trastornos compulsivos serían:

  • Succión o masticación de tejidos
  • Hiperestesia de la piel (enrollamiento de la piel)
  • Sobreatusado o alopecia psicogénica felina

Pero ¿qué es lo que produce este tipo de trastornos?  Las causas pueden ser somáticas, como por ejemplo alteraciones neurobiológicas o factores genéticos, pero lo más habitual es que se deban al manejo o, directamente, al tipo de vida que tenga el gato. 

Con esto nos referimos a casos como que se haya destetado precozmente, que no tenga mucha relación con los dueños, estrés, castigos inadecuados o cambios profundos en su alrededor, como puede ser una mudanza o la llegada de un nuevo miembro a la familia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*