Gatos y perros: como hacer que sean amigos

Siempre se ha dicho que los perros y los gatos son grandes enemigos que nunca podrán llevarse bien, pero se ha demostrado en múltiples ocasiones que eso no es cierto. Hoy, desde Clínica Veterinaria El Cabo, os hablamos de ello.

Lo primero que debemos tener en cuenta es saber cuál será la forma más correcta de presentarles para que así se cree un vínculo entre ellos y puedan vivir juntos sin problema. 

Por lo general, los gatos son más tranquilos que los perros. Para presentarles debemos hacerlo de forma paulatina y sin prisas para no estresarles ni obligarles a nada. Hay que tener cuidado cuando llegan mascotas nuevas a casa. 

Evitar un exceso de ansiedad en el gato es la mejor opción. El perro intentará olisquear al gato, acercarse, empujarlo, jugar con él, etc. Debemos evitar un contacto brusco o excesivo que pueda invadir el espacio del gato, estresándolo o molestándolo.

Si tenéis la posibilidad, podríais designar una de las habitaciones de vuestra casa para que sea una zona solo para el gato, donde el perro no pueda pasar. De esta forma se acostumbrarán el uno al olor del otro y, tras unos días, comenzar con un contacto más cercano. 

Por otra parte, hay que tener cuidado y organizar bien cómo les vais a dar de comer para que ninguno pueda molestar al otro y se acaben llevando bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*